Los peatones

    Juro que he hecho todos mis ejercicios de respiración, de autocontrol, de mediocridad, pero no puedo aún caminar entre ellos. Son demasiado molestos. Se paran sin importarles que haya gente detrás de sus trabajosos pasos. Son lentos. Carecen de reflejos. Están atontados por tantas sesiones ante la televisión o Internet. No están dotados... Seguir leyendo →

El hotel del silencio

Son las ocho de la tarde. Observo el arco iris desde la suntuosa cafetería del hotel. La calma del mar se pega directamente a mis movimientos que, desde que he deshecho las maletas, son lentos y pausados. Un camarero, de los de antes, se acerca para servirme un vino blanco frío. No ha sido un... Seguir leyendo →

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑