Sin hacer ruido

Sé que está mal visto hacer ruido. Cualquier forma de protesta fuera de los canales habituales no debe manifestarse. Los ataques de ansiedad deben ir dirigidos hacia dentro. Y tu estrés, te lo tragas, no lo compartas. Es mucho más civilizado interiorizar tus sentimientos y asentir con una sonrisa, pienses lo que pienses, sientas lo... Seguir leyendo →

Cómo convertirte en la persona que quieres ser

Si observas a la gente de tu entorno, comprobarás que la mayoría de ellos viven en un bucle. Siguen llevando el mismo tipo de vida dramáticamente igual durante años y no han modificado su pequeña porción de mundo conocido. Si has dejado de sentir ese entusiasmo que hace que te levantes cada mañana con una... Seguir leyendo →

El interrogatorio

Interrogatorio realizado por un comisionado de la Gestapo a un prisionero de origen gallego. Comisionado de la policía alemana: - ¿Estaba usted el 25 de octubre en la Prager Strasse? Manolo: - ¿Cómo? Comisionado de la policía alemana: - ¿Estaba usted el 25 de octubre en la Prager Strasse? Manolo: -Depende. Comisionado de la policía... Seguir leyendo →

Hazlo

Hazlo, si no puedes evitarlo. Si tienes que pensarlo durante horas buscando las palabras, es mejor que no lo hagas.   Sucederá por sí solo sin que puedas pararlo. Continuará ocurriendo hasta que mueras Y morirá cuando lo escribas.   Te retorcerás cuando otros lo lean y lo interpreten. Te robará el alma. Está en... Seguir leyendo →

Insomnio merecido

Las noches son largas para quien no puede conciliar el sueño. No es mi caso. Mis noches son dulces, felices y tranquilas. Y es que yo, para dormir bien, creo en algo, albergo planes y esperanzas. Procuro pensar que el día siguiente será mejor, distinto, o que se repetirán los ratos buenos. Me arrimo al... Seguir leyendo →

El patio interior

Sentado en su vieja silla con la sensación de haberlo perdido todo, de no haber vivido nada, empecinado en su intento por  escribir, simplemente por dejar algo tras su muerte. Aferrado a un viejo ordenador, con los ojos fijos en una patio interior sombrío, húmedo y umbroso, mirando fijamente a la modesta, monótona y mustia... Seguir leyendo →

Desde lo alto de la colina

  Los pasos del atardecer, sobre el silencioso muelle, enredan a todos los que paseamos por sus orillas. Mientras, el sol, con sus destellos de un cálido anaranjado, se posa con pausada lentitud en todos aquellos rostros que, al cruzarnos, entrelazamos miradas y jugamos a regalarnos pensamientos. Unos miran a los ojos, otros al suelo,... Seguir leyendo →

Pasiones desmedidas

Su caos se alimenta de los derrumbes emocionales. Proviene de esas avalanchas de ruinas y ensoñamientos interminables detonados por tantas tardes sin ambición. No encuentra placer en la autocompasión, nunca lo ha encontrado, porque es esencialmente vital y posee cierta tendencia a la locura. Todo ello hace que sea más interesante. Sus discursos están plagados... Seguir leyendo →

El hotel del silencio

Son las ocho de la tarde. Observo el arco iris desde la suntuosa cafetería del hotel. La calma del mar se pega directamente a mis movimientos que, desde que he deshecho las maletas, son lentos y pausados. Un camarero, de los de antes, se acerca para servirme un vino blanco frío. No ha sido un... Seguir leyendo →

Pura ambición

Hay personas que nunca tienen suficiente. Quizá sea que se acostumbran a acumular y, a fuerza de repetición, se convierte en un vicio imparable. No sé. Resulta que hay gente que por más que les sobren los recursos, siempre quieren más. Hoy me he acordado repentinamente de ellos al ver un jamón en el supermercado.... Seguir leyendo →

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑