Mariano se Rajoy

Mariano se Rajoy como era de esperar y poco más Podemos. Desde su sillón, a lo único que espera es a la Final de la Champions sin que nadie se mueva. No, no, por favor, ni a babor, ni a estribor. Luego, están los incautos que se arriesgan a los másteres y además los convalidan... Seguir leyendo →

Último discurso de Miguel de Unamuno en Salamanca

La Universidad de Salamanca celebra sus 800 años de existencia y yo, orgullosa de haber pasado por sus aulas, quiero rendirle homenaje con este excelente artículo de Carmen Carbonell. En Salamanca, "Venceréis pero no convenceréis" Del corazón en las honduras guardo tu alma robusta; cuando yo me muera guarda, dorada Salamanca mía, tú mi recuerdo.... Seguir leyendo →

Otra Noche de San Juan

Volveremos a reunirnos con los que no están entre nosotros. Alumbrados por la oscuridad de la noche, rodeados de fuego. Millones de murmullos y brasas ardiendo que intentan quemar infructuosamente lo que hemos vuelto a hacer mal este invierno. Por mucho que nos empeñemos en conjuros y quemas, lo cierto es que las palabras fluctuarán... Seguir leyendo →

Pura ambición

Hay personas que nunca tienen suficiente. Quizá sea que se acostumbran a acumular y, a fuerza de repetición, se convierte en un vicio imparable. No sé. Resulta que hay gente que por más que les sobren los recursos, siempre quieren más. Hoy me he acordado repentinamente de ellos al ver un jamón en el supermercado.... Seguir leyendo →

La fina capa de hielo

      El hielo no es firme y piso con cuidado. Busco el camino más corto, pero es, al tiempo, el más arriesgado. Dirijo la mirada hacia mis botas, intentando ver qué trozos de la inmensa masa blanca sobre la que camino son los más sólidos. Nunca se sabe. Es un acto absurdo. Soy... Seguir leyendo →

Entre ruinas y escombros

  Agotados por el esfuerzo de vaciar los escombros, actuábamos sin pensar. Nadie se paraba a pensar quién era el que tenía al lado, no había tiempo. Todo podía derrumbarse en cualquier momento. Estábamos al límite de nuestras fuerzas, sólo queríamos descansar, que nos dejasen llorar por lo irrecuperable. Y por todos los que se... Seguir leyendo →

Un nuevo año… o no

Parece que el año empieza como terminó, con una gran tormenta. Estoy sentada delante de mi ordenador y me pregunto hasta cuándo van a aguantar los cristales de las ventanas todo ese viento, granizo y el rugir furioso de las olas. Puede que la tormenta pase, pero hay cosas que por mucho que nos obliguen... Seguir leyendo →

¿Conoces a Manolo?

De todos los animales de la creación, el hombre es el único que bebe sin tener sed, come sin tener hambre y habla sin tener nada que decir. John Steinbeck Manolo es un personaje al que le gusta comer y beber. No me gusta presenciar sus visitas a los restaurantes más exclusivos que, en su... Seguir leyendo →

Ethos, Pathos y Logos en el discurso político

  Hace ya tiempo que vengo observando como los ojos de muchos políticos se vacían mientras pronuncian un discurso, como si las pocas neuronas que les circulan con dificultad, se fueran a dormir la siesta un rato. A otros les da por pestañear frenéticamente cuando se les hace una pregunta que no tienen intención de... Seguir leyendo →

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑