Europa y sus cafés

La uniformidad siempre me ha producido un miedo devorador. La hipocresía o el conformismo también. Los cafés son lugares para citas, conspiraciones, son clubs cuya función es desarrollar el espíritu. Por los cafés discurren un sinfín de personas. Son sitios con historia de la que han sido testigos. Por ellos, han pasado grandes pensadores, que... Seguir leyendo →

La excusa

El cuchillo resbaló y le produjo un corte en el dedo de su mano izquierda. Dejó la zanahoria que estaba cortando y se apresuró a tapar la herida con un trapo limpio de la cocina. Pasados unos segundos, lo destapó y echó un vistazo al corte. No era profundo, pero sangraba. Volvió a ejercer presión... Seguir leyendo →

Crimen y castigo

Imposible cenar contigo si no fotografiabas el plato que ibas a comer. Un recuerdo de nuestra cena, pensaba yo entonces… hasta que lo ponías en Facebook. Tristes eran los postres cuando observabas desolado que tenías un solitario “me gusta”. No se puede vivir para los “me gustas” de Facebook. Suele convertirse en algo trágico. Sin... Seguir leyendo →

Los cobardes

Si los ves, diles que he estado aquí, que vivo aquí. Y aquí llueve. ¿Has visto llover alguna vez? ¿Sabes leer las gotas de agua? ¿Te produce miedo y te ocultas tras los cristales, o sales para que el agua te rocíe la cara? ¿De qué modo ves llover? ¿Eres de los que llamas para... Seguir leyendo →

Estado condicional

La maldita condición, si hubiera, si no fuera, si pudiera, si todo no se hubiese desarrollado así, si no hubiese escogido ese camino en aquel momento, si en ese segundo no se hubiera cruzado en mi camino aquello o aquél, si no hubiese tomado esa decisión, si lo hubiese visto antes, si no lo hubiera... Seguir leyendo →

Tu perspectiva del mundo

Una misma copa de vino sabe distinto según el sitio en que la tomes, las emociones que sientas o las circunstancias en las que te encuentres. No es suficiente con comunicarse de forma coherente, razonable o con exponer ideas brillantes. La aceptación de tu forma de vivir, de tus charlas o escritos siempre se halla... Seguir leyendo →

Uno de tantos

¡Debiste ceñirte a la primera versión! ¿Por qué dejaste que ese médico escribiera ese informe sobre tu mierda de dedo? ¡Eres una estúpida! Si no hubieras ido a verlo, ni hablado por un dedo roto, tu mierda de dedo… El juez, lo absolvió, basándose en que había sido tan solo una pelea. Ni siquiera influyó... Seguir leyendo →

Mi isla

Afrontar esta locura global no es fácil sin tu espacio privado. Tu isla es un lugar donde te cobijas de todas las bombas de furia y miseria que nos acechan a diario en cada esquina. La pérdida de confianza en tu privacidad es un golpe rápido y certero. Algo que, a mí, me resulta insoportable.... Seguir leyendo →

Tus palabras

Anoche entraste en mis sueños y, sin esperarte, estabas. ¿Cómo atravesaste el muro que los siglos separaban?   La magia de tus palabras era la llave perdida, aquella que no encontraba. Ni una pregunta siquiera, para saber qué pasaba.   Como a ti te gusta hacerlo, entraste sin que esperara. Y presa de tus palabras,... Seguir leyendo →

No me toques el arroz

Las cebollas estaban picadas en trocitos y empezaban a hacer ese ruido chispeante, como susurrándote que las dejes en paz un rato, a fuego lento, si puede ser. Como lenta y pacífica iba a ser la preparación de mi cena esa noche. Abrí la nevera para coger el resto de los ingredientes. Sola en la... Seguir leyendo →

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑