PERDIDOS

Es inevitable perderse cuando te obligan. Hay conductores que van huyendo, huyen de las autopistas porque son caras, y más, si atraviesas Europa. Huyen de la gente porque, según cambias de país, te hablan un idioma diferente ¡Qué gente tan rara! Si pasas por Francia, te hablan francés, si pasas por Alemania, alemán. Y es... Seguir leyendo →

Antes de acabar este año

Antes de acabar este año, uno de los más difíciles de mi vida, en los que me he agarrado al sentido de humor como única arma para defenderme de imponderables, no quiero dejar de escribiros que ha sido: Un año con el que podría llenar, fácilmente, las páginas de un libro en el que se... Seguir leyendo →

El mago de la tristeza

El mundo es feo, sólo que hay personas que lo embellecen casi sin darse cuenta. Aprietan toda esa fealdad entre sus labios y la sueltan en forma de belleza para sorprendernos. Convierten lo imposible en poesía, la tristeza y desesperación en versos, la desolación en canciones que se nos quedan grabadas en la mente sin... Seguir leyendo →

El malentendido

Entró en la sala con un aire decidido y amenazador. ¿Cuál es la de las dos?, preguntó. Sentadas la una junto a la otra, en un incómodo sofá negro de la sala de espera, nos miramos impertérritas. Ella a mí y yo a ella. -Eres tú, dijo mi acompañante. Hija de puta, pensé angustiada. -... Seguir leyendo →

Europa y sus cafés

La uniformidad siempre me ha producido un miedo devorador. La hipocresía o el conformismo también. Los cafés son lugares para citas, conspiraciones, son clubs cuya función es desarrollar el espíritu. Por los cafés discurren un sinfín de personas. Son sitios con historia de la que han sido testigos. Por ellos, han pasado grandes pensadores, que... Seguir leyendo →

La excusa

El cuchillo resbaló y le produjo un corte en el dedo de su mano izquierda. Dejó la zanahoria que estaba cortando y se apresuró a tapar la herida con un trapo limpio de la cocina. Pasados unos segundos, lo destapó y echó un vistazo al corte. No era profundo, pero sangraba. Volvió a ejercer presión... Seguir leyendo →

Crimen y castigo

Imposible cenar contigo si no fotografiabas el plato que ibas a comer. Un recuerdo de nuestra cena, pensaba yo entonces… hasta que lo ponías en Facebook. Tristes eran los postres cuando observabas desolado que tenías un solitario “me gusta”. No se puede vivir para los “me gustas” de Facebook. Suele convertirse en algo trágico. Sin... Seguir leyendo →

Los cobardes

Si los ves, diles que he estado aquí, que vivo aquí. Y aquí llueve. ¿Has visto llover alguna vez? ¿Sabes leer las gotas de agua? ¿Te produce miedo y te ocultas tras los cristales, o sales para que el agua te rocíe la cara? ¿De qué modo ves llover? ¿Eres de los que llamas para... Seguir leyendo →

Estado condicional

La maldita condición, si hubiera, si no fuera, si pudiera, si todo no se hubiese desarrollado así, si no hubiese escogido ese camino en aquel momento, si en ese segundo no se hubiera cruzado en mi camino aquello o aquél, si no hubiese tomado esa decisión, si lo hubiese visto antes, si no lo hubiera... Seguir leyendo →

Tu perspectiva del mundo

Una misma copa de vino sabe distinto según el sitio en que la tomes, las emociones que sientas o las circunstancias en las que te encuentres. No es suficiente con comunicarse de forma coherente, razonable o con exponer ideas brillantes. La aceptación de tu forma de vivir, de tus charlas o escritos siempre se halla... Seguir leyendo →

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑