Tedio en Berlín

Mi desayuno está encima de la mesa, esperándome. Casi puedo ver cómo me sonríen todas las cosas que hay encima de la mesa. Te espero. Mi café se enfría, como siempre. Bebo un sorbo sin ti, casi a escondidas, con remordimientos. Me siento como si hubiese cometido un delito. Sigo esperando a que aparezcas. Miro... Seguir leyendo →

Herbert

Existen pocas cosas que me gusten tanto como cocinar en casa para amigos. Esa tarde, el sol entraba por mi ventana y daba directamente en la enorme mesa de madera barnizada y montada por mí pocos días después de aterrizar en la ciudad. Habían pasado ya casi tres años. Aún tenía el pelo húmedo de... Seguir leyendo →

La frontera

“Die Grenze verläuft nicht zwischen den Völkern, sondern zwischen oben und unten”. “La frontera no transcurre entre los pueblos, sino entre los de arriba y los de abajo”. La primera vez que pisé Berlín la ciudad parecía vacía. Estaba silenciosa y cubierta por un cielo que amenazaba nieve. Un viaje que prometía una celebración se... Seguir leyendo →

Sexo en el U-Bahn

Llevaba unos cinco minutos esperando el metro en una céntrica estación de Berlín. Un viento helado me hacía daño en la cara, ésta era la única parte de mi cuerpo que no llevaba protegida. Aquel invierno estaba siendo especialmente frío. Me ajusté el gorro a la cabeza hasta casi cubrir mis ojos con su ala... Seguir leyendo →

En esa ciudad del Este

La sensación de calma es intensa. Hay un silencio que casi hace ruido. Los colores del cielo son extraños y nada se mueve. No hay gente por las calles, si acaso una persona de la que sólo puedo ver la cara a la altura de los ojos y caminando con prisa. Parece que va a... Seguir leyendo →

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑