La piel de bisonte

Ella no era del tipo de personas que no respetase otras formas de ver la vida u otras religiones. Había pasado porque él fumase en pipa, ritual sagrado para conectar el mundo físico y espiritual. Tenía el apartamento lleno de plumas, símbolos de fortaleza y poder. No había dicho ni una palabra cuando él tocaba... Seguir leyendo →

Vidas paralelas

Observaba, tras aquel ventanal, cómo un manto de lluvia caía sobre transeúntes que corrían a guarecerse bajo los arcos. Su café aún estaba caliente y, según su costumbre, lo estrechaba entre sus manos, no sólo para calentarse, sino como en un afán desmedido de que aquel momento no se escapase. Fue ahí, mientras el humo y el... Seguir leyendo →

PERDIDOS

Es inevitable perderse cuando te obligan. Hay conductores que van huyendo, huyen de las autopistas porque son caras, y más, si atraviesas Europa. Huyen de la gente porque, según cambias de país, te hablan un idioma diferente ¡Qué gente tan rara! Si pasas por Francia, te hablan francés, si pasas por Alemania, alemán. Y es... Seguir leyendo →

Europa y sus cafés

La uniformidad siempre me ha producido un miedo devorador. La hipocresía o el conformismo también. Los cafés son lugares para citas, conspiraciones, son clubs cuya función es desarrollar el espíritu. Por los cafés discurren un sinfín de personas. Son sitios con historia de la que han sido testigos. Por ellos, han pasado grandes pensadores, que... Seguir leyendo →

Desnuda en Gotemburgo

Cuando inicié este viaje pensé que no tenía mucho sentido, por tanto, lo que pudiese escribir durante el mismo tampoco iba a tenerlo. Mi maleta perdida en Amsterdam. Nada que ponerme en Gotemburgo. Parecía que lo peor del viaje no había sido el irrespirable calor húmedo de Barcelona. No es la primera vez, ya conozco... Seguir leyendo →

Pura ambición

Hay personas que nunca tienen suficiente. Quizá sea que se acostumbran a acumular y, a fuerza de repetición, se convierte en un vicio imparable. No sé. Resulta que hay gente que por más que les sobren los recursos, siempre quieren más. Hoy me he acordado repentinamente de ellos al ver un jamón en el supermercado.... Seguir leyendo →

Una mujer sin paraguas

  Nunca me han gustado los paraguas. Me niego a llevar un objeto en las manos que me impida moverme con libertad. Si el frío o la lluvia son excepcionales, me inclino por los gorros, los sombreros, las capuchas o las boinas. Si llueve o hace una frío moderado, me mojo el pelo o me... Seguir leyendo →

¿Pasillo o ventanilla?

Creo que vivir con miedo es no vivir. Recuerdo haberme enfadado conmigo misma antes de partir en avión hacia Budapest. No había motivo para tener miedo y sin embargo, lo tenía. Todo había sido por una pesadilla y también porque, tiempo atrás, yo solía confiar en las líneas aéreas que conocía. Una estupidez, lo sé.... Seguir leyendo →

La estación

Existe un momento en nuestras vidas en el que pensamos, equivocadamente, que hemos tomado un camino determinado, elegido por nosotros y que sabemos hacia dónde nos dirigimos. Esto no es más que una ilusión. Si cometes el error, o el acierto, de girar a la izquierda, en vez de a la derecha, esa decisión, por... Seguir leyendo →

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑