Alea Jacta Est o quizá no

Hace calor. Un calor insoportable en toda la ciudad. El aire acondicionado me pone mala. Puedo soportar a duras penas unas sandalias y un vestido. Mi mejor refugio es un edificio de piedra. Una iglesia. Está fresca, fría, helada. Allí dentro puedo respirar. Aunque la ausencia de gente es relajante, también desprende un aire de... Seguir leyendo →

El reencuentro

Lucía el sol al llegar a Salamanca. Iba calle arriba, presa de un calor abrasador, buscando el hotel que estaba cerca de La Plaza Mayor. La Plaza que había cruzado tantas veces saludando al viejo de ojos azules y barba blanca, que sentado en uno de los brazos, vendía sus poemas. Sin él, la Plaza... Seguir leyendo →

Un día sin clase

Son las siete de la mañana. Alzo la cabeza por encima del gorro que llevo calado hasta los ojos para mirar el panel que marca temperatura y hora. Tres grados sobre cero. Es un gesto que repito cada mañana al ir hacia la Universidad. La Plaza está limpia y sólo se observa a algún estudiante... Seguir leyendo →

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑